Consecuencias de Ingerir Óxido

Específicamente estaremos hablando sobre las consecuencias de la ingesta de óxido de hierro, uno de los más conocidos y a los que tiene más acceso de la población.

Es muy común en nuestro planeta el óxido de hierro, el hierro al contacto con la humedad del medio ambiente se oxida. Su vinculación con el oxígeno en su estado natural, hace que deba someterse a varios procesos, hasta obtener el hierro y todo objeto que contenga hierro en su constitución tenderá a oxidarse tarde o temprano.

Es por ello que el riesgo a ingerirlo sin saberlo es muy elevado y aunque hasta ciertas cantidades no es para alarmarse, es importante conocer que ocurre cuando se ingiere excesivamente.

Consecuencias de Ingerir Óxido

Consecuencias de Ingerir Óxido de Hierro

Cuando se ingiere hierro en exceso, bien por oxidación, por suplementos u otras, tiene origen una serie de síntomas muy desagradables, entre ellos náuseas, vómitos y por supuesto efectos secundarios a largo plazo.

Por ejemplo, el daño hepático puede estar vinculado a la ingesta exagerada de hierro y cuando hablamos de sobredosis, el panorama se vuelve fatal, en especial en niños de corta edad donde la intoxicación accidental que desemboca en la muerte de menores de 6 años se asocia a la sobredosis de hierro.

En los ambientes de trabajo es común la intoxicación por óxido de hierro. Sucede que las partículas de hierro ingresan al organismo por las vías respiratorias, lo cual tiene lugar en espacios contaminados por trabajos de soldadura, donde hay humo y fundidoras. Por eso es importante que los niveles de hierro en un ambiente controlado, no excedan de los 5 mg/m3.

Síntomas de intoxicación por hierro

Cuando la intoxicación por hierro es grave, los síntomas aparecen a las 6 horas. Estos son:

A las 6 horas

  1. Vómitos con presencia de sangre.
  2. Dolor abdominal intenso y diarrea.
  3. Irritabilidad.
  4. Somnolencia.

A las 12 horas

  1. Baja presión arterial.
  2. Convulsiones.
  3. Fiebre.

A las 48 horas

  1. Movimientos lentos.
  2. Baja del nivel de azúcar en la sangre.
  3. Falla hepática.
  4. Coma.

Como puedes observar, el envenenamiento por hierro es mortal, por eso en los casos de los consumos excesivos, por ejemplo, consumo de suplementos de dieta, lo que procede es un lavado estomacal urgente y tratamiento de quelación.

Cuando se trata de consumo moderado, estos síntomas no se hacen presentes y en uno que otro caso lo que pudiera manifestarse, es vómito o malestar estomacal.

La conclusión

Debes saber que el hierro es necesario para nuestro cuerpo, ya que este ayuda en el proceso de producción de glóbulos rojos, así mismo la anemia es producto de la falta de hierro.

En este sentido, consumir unos 30 mg de hierro diarios como suplemento, se considera adecuado para un adulto, sin olvidar la previa consulta al médico.

La moderación es clave cuando se consume este u otro complemento dietético.

Ten en cuenta que el óxido de hierro se encuentra presente en el agua, en los utensilios de cocina y todo aquello que está fabricado a base de hierro y que manipulamos a diario. Si bien es cierto que una intoxicación por óxido de hierro es poco probable, cuando esta tiene lugar las consecuencias se pueden tornar en muy graves.

Publicado en Salud y Belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *